Acuerdo salarial sin productividad | Economía

Una vez más los agentes sociales han decidido pactar subidas salariales indexadas a los precios. En España existe la tradición de negociar incrementos salariales, o tanto de las cláusulas de revisión salarial indexadas a los precios, pero nunca se debate sobre la estructura del salario. Es decir, se negocia mucho sobre cuánto se paga y poco por qué se está pagando.

Al país le iría mucho mejor si se empezaran a incorporar en el debate cuestiones como la participación de los trabajadores en los beneficios empresariales -donde el salario depende de lo aunque el vaya a la empresa/sector- o la vinculación de los salarios a los productividad aumenta

La introducción de estos sistemas de determinación del salario suelen interesar especialmente a la parte empleadora dado qu’implica que la empresa solamente cancelará el salario si está en posición de hacerlo (porque ha los mjorado los beneficios o la productividad). Asimismo, múltiples estudios académicos de todo el mundo señalan que este tipo de vinculación entre el salario y los resultados empresariales incrementa la productividad de las empresas al involucrar al trabajador e incentivar su esfuerzo. Es decir, el trabajador es consciente de que si la empresa va bien, recibirá una parte del éxito: lo que jora el compromiso y el esfuerzo.

Sin embargo, esta preferencia empresarial por la participación en beneficios/productividad de los trabajadores, adoptada en el resto de países europeos y sobre todo en EEUU, no parece compartirse en España. Precisamente, en esta negociación se ha concretado cierto, CCOO propone pactar incrementos salariales vinculados a los margenes empresariales y ha sido la patronal la que ha declinado la oferta.

Las razones no son fáciles de explicar. Un informe de la Comisión Europea que analizaba el sorprendente fracaso del recurso a los sistemas salariales vinculados a los resultados empresariales en España concluía que el principal motivivo empresarial para rechazar el uso de estos es que las empresas no quieren que los trabajadores “controlen” sus cuentas anuales. Esto es, de acuerdo con este estudio, el patrón entiende que si los salarios dependen de los beneficios empresariales, los sindicatos tendrán más razones para requerir mayor trasparencia respecto de los beneficios declarados por la empresa, pudiendo incluso cuestionar su veracidad.

Si se trata de un estudio de la Comisión Europea tiene razón, por una argumentación insuficiente. La transparencia en los márgenes de beneficio debe ser requisito previo de un Estado democrático y no motivo para oponerse a un sistema de salarios que, de acuerdo a los estudios académicos, mejorará la productividad y competitividad de nuestras empresas y, en general, de la economía española.

Al final, por acabar con una nota de esperanza, quizás si el observatorio de márgenes de beneficios anunciado por la vicepresidenta del Gobierno Calviño cobra fuerza y ​​​​se reduce el secretismo actual en materia de beneficios empresariales, en unos años podamos, de verdad, empezar a introducir los sistemas salariales vinculados a los beneficios/productividad empresarial para acercarnos a otros pagos de nuestro entorno.

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado