Clima | Alcarrás, la transición ecológica de la responsabilidad

En el último año hemos visto de forma clara como el cambio climático nuestro ha alcanzado. Lo que habíamos pensado que iba a suceder en 15 años ya está aquí. Tenemos que avanzar rápido en la descarbonización, pero tenemos que hacerlo bien.

Allá La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha confirmado que el pasado mes de abril fue el más cálido y seco desde que hay registros. Las temperaturas medias han rondado los 14,9ºClo que supone que hayan estado 3ºC por encima del promedio (1991-2020) para esta época del año. En este contexto, hay territorios que están haciendo de esta necesidad una oportunidad: el presidente de extremeño confirmado que la energía fotovoltaica ha convertido a una región en protagonista de la revolución industrial verde del siglo XXI. La energía fotovoltaica como elemento clave de las políticas de descarbonización, como factor de crecimiento económico, sobrio todo en el España rural, y sus instalaciones en suelo como factor de conservación de la biodiversidadsu propio vector que resume el poder disruptivo de las nuevas tecnologías, en concreto de su aplicación en suelo.

Si hay una interrupción en el carácter de otras aplicaciones, el autoconsumogeneró la oposición de los actores que se consideran afectados por esta disturbiohoy también aparecen otros opositores que, en número de unouna defensa del paisaje, o arrogando la representación de los Totalidad del mundo rural se abre a la instalación de las plantas en suelo.

Se quiere dar una falsa imagen de oposicion del mundo rural versus energia solar que no es correcta. En cualquier caso, estaríamos hablando de una serie de colectivos con intereses economía competitiva, como inmobiliarias, turismo, bodegas o cazadores, que compiten por el uso del suelo. Intereses sin duda también legítimos, pero que suelen ocultarse detrás de una máscara de defensa del paisaje.

A estos grupos se les añaden partidos políticos que ven en su oposición un posible nicho de votos, personas con plantas anticapitalistas que, sin importarles la necesidad de avanzar lo más rápido en la lucha contra la emergencia climática, considerando que las inversiones en este sector deben ser llevadas a cabo por cooperativas o ciudadanos individuales, cuando extrañamente esto no se lo plantan para ningún otro sector de la economía. O grupos que se autodenominan ambientalistasPreocupas solo por la transformación del camposin considerar que la mayor transformación del paisajismo es producto del clima climático.

Grupos todos ellos a los que por sus planteamientos se les puede poner el adjetivo de neonegacionistassólo queda la consecuencia de estas acciones que resultan en travesuras que los tradicionales negacionistas.

Pero el que haa una necesidad imperiosa de avanzar ante quanto en la transición ecológica o que las criticas sean mayoritariamente injustificado no significa que se prohíba hacer los proyectos de energía solar en suelo de manera inadecuada.

Desde un primer momento, al comenzar esta fase del desarrollo fotovoltaico, comprenda la responsabilidad que asumimos por el préstamo que la sociedad nos hacía de una parte pequeña de territorio (todo el Fotovoltaica PNIEC necesita menos del 0,2% del territorio agrícola español) pero no por ello menos significativo.

Con esta idea desarrollamos unas líneas consensual Guidelines con los cinco grandes grupos ecologistas, que a modo de sugerencia orientaron el designe de las plantas de form qu’convirtieran en si mismas en reserves integrales de la biodiversidad, así como en una oportunidad socioeconómica para sus zonas de implantación. Estas sugerencias han evolucionado a lo que hoy son nuestros Certificados de Excelencia. El hecho de ser aprobados por unanimidad por nuestros asociados nos permite decidir que somos un sector que necesita hacer bien las cosas, mejor dicho, excelentemente.

Una preocupación de nuestro sector son los largos períodos de tramitación administrativa, por ello hace unos meses presentamos un documento al Ministerio con posibilidades de racionalización. En las treinta páginas del documento no hay una sola línea qu’able de la eliminación de requisitos ambientales. una bebida estudio de impacto ambiental, adecuadamente evaluada, es la mejor garantía que sostiene la sociedad de que las cosas se están haciendo bien frente a demandas irresponsables de moratorias, que bajo el eslogan tramposo de «Energías renovables sí, pero no así», Lema que me recuerda a aquel otro del sector nucleaire de «nuclear hoy, solar mañana», lo que realmente quieren decir es que no quieren renovables.

En el debate real hay mucha desinformación y atribuciones a las nuevas tecnologías para la generalización de otros problemas. Pero hoy nadie medianamente informado se atrevió a confirmar que somos una amenaza para la biodiversidad. La función de nuestra asociación es informar de manera rigurosa sobre las realidades de nuestra tecnologia para que despues políticas, periodistas o el conjunto de la sociedad tome las decisiones que considere adecuadas.

Pero no sería correcto terminar estas notas sin hacer también autocrítica. Es cierto que por parte de determinadas empresas ha habito inadecuados comportamientos por no comunicar el proyecto de forma adecuada y con transparencia tanto al Ayuntamiento como a la población local o por abusar de la fórmula de Declaración de Utilidad Pública. Comportamientos que queremos erradicar.

Nuestros gustos que se verán reflejados en la presencia de las personas y municipios que se contentan con la instalación de plantas solares además de territorios, especialmente de aguas para la energía fotovoltaica se ha convertido en su esperanza de futuro. ¿Qué tal un reportaje sobre la vida natural en el interior de una planta fotovoltaica?

Texto de la tira de película Alcarrás la ha posicionado como un ejemplo de los conflictos entre el medio rural y la energía solar, pero sólo es una película y como tal un producto de ficción. El que en ella utilicen actores no profesionales hace que muchas personas la confundan con un documental. Pero la realidad es muy diferente. Es cierto que en Alcarrás se están desarrollando dos plantas fotovoltaicaspero no van sobre camps de melocotonerossi no sobrio unos terrenos que viene utilizando como vertederos de Purinas de cerdoy que pertenece tiene un único propietario.

noticias relacionadas

Lo que no es ya de ficción, sino que entra en el terreno de la ciencia ficción, es el hecho de que en Cataluña autorizó una planta fotovoltaica en un campo de melocotones.

Somos un sector que asume trabajar desde la responsabilidad necesaria, pero en este momento es muy importante que también el resto de los actores involucrados en el proceso de transición ecología, política, asociaciones ecologistas, ciudadania y medios de comunicación asuman también sabía responsabilidad.