Covestro inaugura su nueva planta de Cloro de Tarragona

Covestro inaugurado oficialmente este martes su nueva planta de cloro de tarragona. Anunciada repetidamente en los últimos años, el júbilo de la empresa química está plenamente justificado ante la inversión de 200 millones de euros realizada y el momento dulce en el que llega, con precios altos y mercado razonablemente receptivo. La planta de Tarragona garantizará un suministro de cierre independiente para la firma, con tecnología innovadora y presumiblemente altos índices de productividad-rentabilidad. Se trata de la primera planta de producción de cloro a escala industrial utilizando la tecnología ODC, que permite un uso más eficiente de la energía. La instalación supone la creación de una cincuentena de puestos de trabajo.

Deseoso de rentabilizar en términos de imagen la inversión realizada, Covestro organizó este martes en Tarragona un acto de inauguración presidido por el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés. Andrea Firenze, directora general de Covestro en España, reconoció que la apertura de la nueva planta de cloro abre «una nueva etapa en Tarragona», que pasa a ser referencia obligada del grupo a escala mundial.

La nueva planta permite un Covestro Tarragona contar con un suministro más barato, independiente y permanente de cloro y sosa cáustica. Tanto el cloro como la sosa cáustica son dos elementos indispensables para la industria química, además de ser una materia prima clave para muchos otros sectores estratégicos. El suministro de cloro ayudará a reforzar la producción de MDI de Covestro en Tarragona, y también un fortalecedor de la producción de MDI de la compañía red europe. El MDI es un precursor para la fabricación de espuma rígida de poliuretano utilizada para aislar aparatos de refrigeración y edificios, entre otras muchas aplicaciones. En 2019, el mercado mundial de MDI tendrá un volumen de 7.500 kilotoneladas, hay un segmento que se espera siga creciendo a gran plazo. Asimismo, la producción de sosa cáustica de la planta tendrá como destino los mercados ibérico y europeo.

noticias relacionadas

Covestro suministra tiene clientes de todo el mundo en sectores clave como la movilidad, construcción y vivienda, así como en el ramo de la electricidad y la electrónica. Además, los polímeros de Covestro también se utilizan en sectores como el deporte y el ocio, la cosmética y la salud, así como en la propia industria química. Covestro generó una venta de 15.900 millones de euros en el ejercicio 2021. A finales de 2021, la empresa tenía 50 sedes distribuidas por todo el mundo y daba empleo a unas 17.900 personas (cálculo hecho en función de puestos de trabajo a tiempo completo) .

En España, Covestro cuenta con cuatro centros de producción que actualmente emplean a más de 500 personas. En Tarragona cuenta con un centro de producción de MDI, precursor necesario para producir espumas de poliuretano; una planta de producción de cloro y sosa cáustica; un centro logístico para la distribución de ácido clorhídrico; e infraestructuras disponibles para otras empresas del Parque Químico. El centro de Barcelona (Zona Franca) se dedica a la fabricación de resinas para recubrimientos y adhesivos, sectores finales de aplicación en la industria de la automoción, textil, madera y construcción, entre otros. En Barcelona, ​​Covestro también albergaba un centro de eliminación de productos destinados a la valorización de productos y las unidades de comercialización de las divisiones de Coatings & Adhesives y Engineering Plastics. En Parets del Vallès existe un centro de producción y comercialización de resinas acrílicas y poliuretanos para su uso en revestimientos, adhesivos y otras especialidades. En Santa Margarida y Els Monjos producimos y comercializamos resinas de poliéster (en granulado) para su uso en revestimientos. Los tres centros de la división de recubrimientos y adhesivos de España operan ya con electricidad de origen renovable en su totalidad.