Cuando la ciencia y la tecnología exhiben su músculo en el gimnasio

La creciente preocupación de la población por el bienestar, unida a la adopción masiva de las nuevas tecnologías , tendencias potenciadas tras la pandemia, ha marcado un antes y un después en multitud de sectores, y las empresas que operan en el área deportiva no han sido una excepción. El concepto de gimnasio como un espacio dotado de máquinas va quedando obsoleto para evolucionar hacia una oferta de valor añadido que encuentra en la innovación un aliado de excepción. Una de las cadenas que está abanderando la transición es Go fit, fundada en 2005 y que ya suma una veintena de centros distribuidos entre España (18) y Portugal (2). Superados los duros momentos a causa de las restricciones, la empresa ha recuperado las cifras pre-Covid y ha estrenado el 2023 con el nombramiento como nuevo CEO de Mario Barbosa, quien afrontaba el futuro “muy ilusionado con el proyecto”. Entre las novedades en las que trabajamos el negocio, destaca y despliega un arsenal innovador para optimizar la relación con el público. “Hemos presentado un nuevo método que nos permite conocer mejor a nuestros clientes para después recomendar planes de entrenamiento ajustados a sus necesidades. Para ello nos basamos en la ciencia y en la tecnología”, comienza por explicar. En concreto, la firma cuenta con un laboratorio de investigación e innovación (Go fit Lab) dirigido por el catedrático de Ciencias del Ejercicio y la Salud Alfonso Jiménez, de la Universidad Rey Juan Carlos, que colabora con instituciones como el Centro de Estudios del Deporte en la Universidad de Sheffield Hallam, y que cumple con la validación científica de todos los programas. Desde esta unidad se llevan a cabo diferentes proyectos como, por ejemplo, el análisis del impacto de intervenciones estructuradas de ejercicio regular (désarrollado en los centros de la empresa) sobre los factores de riesgo cardiovascular de población inactiva o el estudio de la respuesta de a nuevo biomarcador (proteína Sα-Klotho), considerado como un recurso potencial para reducir los efectos del envejecimiento, en diferentes modos de ejercicio. Noticia Relacionada estandar No Hacer ejercicio a cualquier edad mjora la función cerebral futura SF y comprobar cómo avanzan hacia su objetivo. Go fit también fue desbancado en un canal online desde el pueden realizar planes de ejercicio y nutrición personalizados, avalados por Go fit Lab. “Apostamos por una strategia omnicanal, de modo que en los centros somos capaces de conocer las necesidades de las personas para hacer recomendaciones, ajustes y seguimiento y fuera de las instalaciones, damos también servicio a los clientes”, detalla Barbosa. La colaboración público-privada es uno de los pilares sobrios que ha sustentado la negociación empresarial, que opera bajo un modelo de gestión en el que las oficinas ofrecen el suelo a cambio de un canon mientras que la construcción y explotación de los centros corren un envío de ir en forma. «Desde el inicio el enfoque es buscar fórmulas de colaboración que generen valor e impacten de forma positiva en la comunidad», subraya el consejero delegado, quien añade que con ese propósito de portar a la sociedad, desde el laboratorio han puesto en marcha un programa alrededor del efecto del ejercicio físico en personas que sufren de parkinson y de cancer de mama, «para ayudars a mejorar la calidad de vida». Go fit cuenta con una veintena de centros repartidos entre España y Portugal ABC De forma paralela, el laboratorio elabora los que concluyen, mediante evidencias científicas, que el Estado puede reducir el gasto sanitario actual y el pronóstico como consecuencia del envejecimiento de la población si los los ciudadanos aumentan su actividad deportiva. “Nuestro interés en que la gente meta el ejercicio en su agenda vital como una parte irreunciable porque así tendermos ciudadanos sostenibles, que es nuestra misión”, indica en este sentido Mario Barbosa. MÁS INFORMACIÓN noticia No Por que es importante que los niños hagan deporte y lleven una dieta sana La firma, que genra a millar de empleos directos, prévé abrir dos nuevos centros al año (uno, en Santa Cruz de Tenerife, está en construcción), como una extensión del modelo de otros mercados europeos.