El Presidente confundió el número del evento al final de su discurso y golpeó el martillo que daba por iniciada la cumbre.

El presidente Alberto Fernández recibió este martes en calidad de anfitrión a los asistentes a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), que se desarrollará en Buenos Aires en medio de estrictas medidas de seguridad.

Sobre las 10:30 horas, el agente tomó la palabra en el hotel Sheraton de Retiro. Al finalizar su discurso de apertura, en el cual comentó que «la democracia está definitivamente en riesgo», el mandatario argentino comite un furcio al confundir el evento con la Cumbre de las Américas.

«Ahora debo dar un golpe con este martillo y dar por inaugurada la sesión, con lo cual dejo así inaugurada la Cumbre de las Américas… De la Celac, perdón, de la Celac», expresó, ante los 33 jefes y jefas de estado que componen el mecanismo regional.




El momento en el qu’Alberto Fernández golpea el martillo y comete el furcio.

Alberto Fernández inauguró el foro latinoamericano con un extenso discurso, el día después que su par venezolano Nicolás Maduro anuncie que no vendría al país, cuestionado por las denuncias de violaciones a los derechos humanos, al igual que sus pares de Cuba y Nicaragua, Miguel Díaz -Canel -presente en Buenos Aires- y Daniel Ortega.

«Creemos en la democracia y la democracia definitivamente está en riesgo. Después de la pandemia hemos visto sectores de ultra derecha de pie y amenazando a cada uno de nuestros pueblos, no podemos permitir que esa derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo la seguridad de nuestros pueblos”, afirmó.

El jefe de Estado enumeró «el golpe de Bolivia», «la locura en las calles de Brasilia a una semana de haber atacado a Lula» y en la Argentina con el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

“No lo debemos permitir y tenemos que trabajar unidos y categóricos en la defensa de la democracia e instituciones, es algo que América Latina se debe y que no puede soslayar”, afirmó durante su discurso inaugural.

Luego de las críticas por las invitaciones a Maduro, Díaz-Canel y Ortega, cuáles son los derechos duramente cuestionados por las violaciones a los derechos humanos y las detenciones de los presos políticos, Fernández destacó la legitimidad de los integrantes de las organizaciones.

«Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos y sus pueblos legitiman a sus gobernantes, más allá de cómo cada pueblo decidido, en la diversidad debemos respetarnos y en la diversidad debemos estar juntos», dijo Fernández.

Además, dijo tener la tranquilidad de haber ejercido su presidencia de la Celac pidiendo que ponga fin a las sanciones económicas en Cuba y Venezuela.

Noticia en desarrollo

Mira también

Por netabc