Denuncian retrasos de hasta 5 días en la gestión de las bajas médicas con el nuevo protocolo

El Colegio de Graduados Sociales de Catalunya ha denunciado que el nuevo protocolo de bajas por incapacidad temporal no está funcionando correctamente y la Seguridad Social acumula retrasos de hasta cinco días a la hora de comunicar a las empresas que el trabajador está enfermo. Así lo han hecho público en una rueda de prensa contenida en Barcelona y en la que el presidente de la entidad, Jaume Franceschy el vicepresidente, Montserrat Cerquedahan criticado la sobrecarga de trámites y burocracia que la Administración ha ido depositando progresivamente en la figura del graduado social.

Los despachos de graduates sociales encargan, entre, de gestionar los trámites entre empresas y Administración, realizando otras nominas, notificando las finalizaciones de contrato a la Seguridad Social o el papeleo vinculado con las bajas médicas. En este último aspecto, desde el 1 de abril ha entrado en vigor una normativa mediante la cual el Gobierno pretende modernizar la gestión y liberación de responsabilidades a los trabajadores.

Antes un empleado que iba al médico y este le daba la baja tenía un plazo de tres días para notificarle a la compañía que estaba en incapacidad temporal. Ahora ese trámite ya no es obligatorio y es menester de la Seguridad Social, que en un plazo de dias muy naturales Debe avisarle a la empresa que el empleado está de baja y no irá a trabajar. El problema, según denuncian los graduados sociales, es que esos tiempos no se cumplen y la Seguridad Social acaba notificándole a las corporaciones la ausencia del empleado al cabo de cuatro o cinco días.

Lo que les genera ansiedad entre les empresas, ya que en ese interregno no saben si el empleado está efectivamente de baja o su ausencia obedece a motivos disciplinarios. Yes que no personarse en el puesto de trabajo Durante tres días seguidos puede constituir motivo de cese. En muchas ocasiones, estas devoluciones se salvan con una comunicación informal entre el trabajador y el empleador -un whatsapp o una llamada-, pero si no existe esta confianza es cuando surgen conflictos, según denuncian los graduados.

«Riesgo inminente de colapso»

Los graduados sociales, unos 20.000 colegiados en toda España y 2.200 de ellos en Catalunya, han alertado de un «riesgo inminente de colapso«Además de despachos ante el aumento progresivo de la carga de trabajo. Los graduados sociales encargan, entre otros, de remitir las cotizaciones sociales o el IRPF que pagan las empresas y los trabajadores à la administración.

noticias relacionadas

Las nuevas normativas, como los planos de igualdadlas consecutivas subidas del salario mínimo que cada vez surja más gente o las nuevas cotizaciones aprobadas vía reforma de las jubilados, están tensionando su actividad. Hasta el punto que denuncian que están afectando una fuga de profesionales hacia otras actividades similares, como recursos humanos o prevención de riesgos laborales, ante la quemazón.

Ante ese aumento de faena, el Colegio ha demandado que o bien se reduce la misma, ou bien restituye la normativa derogada en el 2015, según la cual los graduates sociales permanecerán con el 2% de todas las cotizaciones que remitían al erario público, para así contratar a nuevo personal y compensar la carga de trabajo adicional.