Desigualdad en el alquiler: los caseros tienen seis veces menos riesgo de pobreza que los inquilinos | Economía

El alquiler es una transacción entre dos partes que, a grandes rasgos, parten de una situación desigual. Este es el retrato del mercado español que este lunes ha puesto sur la mesa un estudio del Instituto de Investigación Urbana de Barcelona, ​​una organización próxima a los sindicatos de inquilinos. Los tres autores de la investigación, dos de ellos investigadores en la Universidad de Uppsala (Suecia) y el tercero actualmente en la UNED, concluyen que «el mercado de alquiler transfer riqueza de los hogares de menor renta a los hogares de mayor renta» y , por eso, «se ha convertido en una de las principales causas de empobrecimiento y desigualdad entre la población».

La publicación, que llega en un momento en el que la negociación de la futura ley de vivienda se encuentra atorada en el Congreso, parte del análisis de los microdatos de la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, un enfoque que hace dos años también empleó el sindicato CC OO. En el nuevo trabajo, los investigadores destacan que la mediana de renta de los hogares que percibieron ingresos procedentes de alquileres, con 40.293 euros, multiplicada por más de dos los 18.457 euros de mediana de los hogares que viven de alquiler. E incluso si se eliminasen las rentas inmobiliarias, los primeros seguirían siendo hogares de mucha mayor renta mediana (33.602 euros) que los segundos. Es decir, 1.8 veces más ricos, por lo que los autores sostienen que «los caseros no dependen de sus rentas para vivir».

Visto desde el ángulo opuesto, los datos del INE para 2021 muestran que un 6,48% de los hogares perceptores de renta de alquiler se sitúan por debajo del umbral de pobreza. Pero ese porcentaje se multiplica casi por seis, hasta el 36,28% en el caso de los inquilinos (para un 21,46% del total de todos los hogares). En ese sentido, la investigación indica que las familias que perciben rentas inmobiliarias y están en riesgo de pobreza) solo representan el 0,6% del total de los hogares. Y con ese dato llegan a la cuestión de qué pasaría si todos los arrendamientos se abaratasen en toda España un 20%. Reduciendo ese porcentaje las rentas inmobiliarias, los autores del informe proyectan que la vulnerabilidad apenas crecería al 0,7%. Y bajando los alquileres un 50%,subiría al 0,9%.

Se trata de un porcentaje «tan residual», afirma el estudio, que «no puede anteponerse razonablemente a una política que se beneficiaría de forma sustancial a una población inquilina que es mucho mayor, mucho más empobrecida, y que no tiene derecho a la vivienda garantizada Es decir, que los autores apoyan «una regulación general de los precios de los alquileres» (es decir, límites a los arrendamientos) porque considerando que esto «incrementaría, sin duda, el bienestar social general» al repercutir sobre los inquilinos, que en gran parte se corresponde con la extracción más pobre de la población.el de los hogares que ingresan más de 40.000 euros, se marca el 51% de los caseros y solo el 11,5% de los inquilinos.

El estudio, con el objetivo declarado de «ver qué impactos tienen un control de precios» en la economía de los caseros, también intentó desmontar otras afirmaciones comunes que rodean al mercado de alquiler. Una es la de «representar a todos los caseros que poseen múltiples viviendas en alquiler como si ocurre un hogar particular», algo que considerando que solo puede decirse de quienes tienen una única vivienda alquilada. «El propio Gobierno y las Administraciones del Estado contribuyen a esta confusión», se quejó a los investigadores, quienes admitieron que no hay datos generales y por eso basan en los estudios que hizo el Observatorio Metropolitano de Vivienda de Barcelona. Este dijo que solo un 38,7% de las viviendas alquiladas en la capital catalana pertenecían a hogares que no arrendaban otras propiedades y un 10% a hogares que alquilaban dos pisos. Los que alquilaban más de 10 (la definición actual de gran propietario que dio el Gobierno en la legislación especial por la pandemia) representan solo un 2% de los caseros pero poseian cerca de un 30% de las propiedades.

Otra aportación de los investigadores para reflejar la polarización que existe en el colectivo dentro del propio de casesros clasifica a estos en función de las rentas percibidas. En este caso, un 44% de los caseros genera el 19% del total de las rentas (con una renta mensual de 270 euros), pero un 26% de los caseros concentra el 56% del total de las rentas (con una media de 1.349 euros cada mes). ).

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO