El calvario de alquilar un piso en Madrid (I): un fondo de inversión me echa de mi casa

No sé juntas llamadas había hecho cuando cundió finalmente el desánimo, pero recuerdo perfectamente el momento. Marcado el teléfono de una inmobiliaria conocida para visitar un piso que creía que podía alquilar. Nada del otro mundo: 45 metros cuadrados con una vivienda pequeña y una minúscula cocina, que está ubicado más allá de la M-30, en Madrid. Precio: 800 euros todo mi . Tras aguantar una alocución pregrabada de un minuto, un contestador automático me indica: «If está interesado en algunos de nuestros inmuebles, pulse 1, en caso contrario, pulse 2». Pulso 1. “Si la suma de los ingredientes de todos los inquilinos es al menos tres veces el precio del alquiler, pulso 1, en caso contrario, pulso 2”. Eco… Ver más