el Ibex cae un 3,5% y la banca se desploma hasta un 12%

Banco Santander, BBVA, Caixabank, Banco Sabadell, Bankinter, Unicaja… Nadie se ha salvado del desplome en Bolsa como efecto secundario de la quiebra de la entidad estadounidense Banco de Silicon Valley (SVB). Una entidad de tamaño mediano-pequeño que ha desatado el temor en los mercados a que pueda haber un contagio global.

El viernes ya se producirán caídas del entorno del 5%, y superiores en algunos casos, tanto en Estados Unidos venir a Europa. Este lunes, en cambio, la peor parte se la ha llevado el Viejo Continente. Las Bolsas europeas han registrado caídas generalizadas pero han sido los bancos los que más han sufrido, por segunda jornada consecutiva. La desconfianza hacia el gremio es creciente, aunque el sector insiste en trasladar tranquilidad.

El Ibex 35 ya tiene un 3,51%; Germán el Dax, un 3,04%; el Cac inglés, un 2,9%; y su homologo italiano, un 4,05%. Yendo al detalle, la situación de la banca ha resultado mucho menos que el conjunto del grandes selectivos europeos, llegándose a ver caídas superiores al 11%.

En España, Banco Santander ha costado más del 7%; BBVA, más 8%; Caixabank, más un 6%; Banco Sabadell al 12%; Bankinter un 8,5%; y Unicaja, un 7,7%. Caídas abultadas incluso superiores a las vividas el viernes pasado.

En el restaurante de grandes entidades europeas el panorama no ha sido muy distinto. Deutsche Bank ya ha perdido un 5%; BNP Paribas casi un 7%; Crédit Agricole más de un 3%…

La situación a la baja en los mercados europeos es generalizada y también ha continuado así en la apertura de Estados Unidos registrando caídas las grandes entidades como Bank of America, JP Morgan, Citi, etc.

Reacción exagerada del mercado

Pesada una cadena de días consecutivos con desplomes en el sector, fuentes financieras sostienen que el mercado ha soberreaccionado a un suceso que ha tenido éxito en un banco estadounidense local que nada tiene que ver con cómo son las entidades financieras europeas.

Not desdeñan la necesidad de vigilar todo lo que está ocurriendo en Estados Unidos a raíz de la caída del Silicon Valley Bank, pero sí cree que el efecto que está causando en todo el sector es exagerado.

Asimismo, como se ha hecho público periódicamente, los bancos han encargado informar a internos y externos para conocer a fondo como está la situación de liquidación del sector en Europa. La conclusión: que la banca europea es mejor que la americana y que la salud financiera, ahora, es robusta.