• Ampliar o no plazo de cómputo para calcular la pensión futura y aumentar las bases máximas de cotización siguen dividiendo a patronal y sindicatos

  • Los centrales informaron que las negociaciones avanzaron a un ritmo «extremadamente lento» por llegar con acuerdo al 31 de diciembre, como prometió a la UE

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social ha vuelto a citar este lunes a administración allí sindicatos avanzar en las negociaciones de la reforma de jubilados. Una negociación que enfila estas dos próximas semanas sur recta final y sobre la que todavía no hay acuerdo. El ministro José Luís Escrivá ha mejorado en su última propuesta la cobertura de lagunas de cotización para personas que han estado sin trabajar Durante algunos años de su carrera profesional, especialmente por cuidado de los hijos y otros. Un movimiento que beneficia a los perfiles con trayectorias más intermitentes y que habilita que estos tengan una mejor pensión una vez se seten.

No obstante, lo mollar de la reforma sigue dividiendo a los agentes sociales y aún no hay consenso sobre si ampliar o no el periodo de cómputo para calcular la futura pensión o cuánto sufrirán las últimas próximas déadas las máximas bases de cotización. «El movimiento de la mesa es extremadamente lento», han anunciado desde los sindicatos, lo que hace «difícil» poder cumplir con el objetivo del el 31 de diciembre prometer un Bruselas. Los negociadores se han despejado agendas ya para lo queda de semana y, previsiblemente, el viernes volverán a sentarse para debatir un nuevo documento elaborado por Seguridad Social.

La Seguridad Social ha plantado aumentar del actual 50% al 80% de la base mínima la cobertura de las lagunas de cotización entre los meses 49 a 72 for aquellos trabajadores que dejaran su empleo para cuidar a sus hijossi dichas lagunas ocurrirán entre sus 35 y 45 años. Es decir, el Estado pondrá más dinero de su bolsillo para compensar a aquellos hombres y mujeres que en algún momento de los últimos 25 años antes de retirarse fueron sin trabajar y lo hicieron tras tener un descendiente. Sí, la pensión hace que los medios del cotizado en ese período y años años que están en blanco afecten significativamente el resultado final del cálculo.

Con este movimiento Escrivá mejora las futuras prestaciones de aquellos trabajadores lastrados por su aportación demográfica, según cuentan fuentes del Ministerio. Dicha mejora contenta a patronal y sindicatos, si bien estos segundos reclaman ampliarla también a aquellos supuestos de cuidado de familiares dependientes.

A expensas de lograr tejer los difíciles equilibrios para conseguir el apoyo tanto de empresarios como de sindicatos ha podido reformar, la Seguridad Social trata de avanzar en otros puntos. Este es el caso de la mjora en el tratamiento de las lagunas de cotización. Ya su primera propuesta incorporó una mejor generalizada de estas, pasando la base mínima aportada por el Estado del 50% al 60%. Ahora tiene un ‘plus’ en el caso de los progenitores, que principalmente benefician a las madres, es que estas las que más suelen renunciar a su empleo para cuidar de los hijos. Según un estudio del Banco de España, las mujeres pierden el 11,2% de su sueldo tras tener un hijo, los padres solo el 0.15%

Patronales y sindicatos siguen oponiéndose

noticias relacionadas

«Claramente insuficiente«, así la ha definido los negociadores de CCOO y UGT el contenido de la propuesta verbalizada ise lunes por la Seguridad Social. descontar dos, el período de cómputo para calcular las prestaciones futuras. Mecanismo de equidad intergeneracional (MEI) hasta el 2052. Desde la central también reclaman abordar la revalorización de las pensiones mínimas no contributivas, cuestión que el Gobierno se reserva para el 2023.

Y desde el flanco patronal mismo mensaje de oposición, aunque por distintos motivos. «Desde CEOE mantenemos nuestra oposición comprenda que las propuestas suponen tanto un recorte de derechos como un encarecimiento de los costes laborales que perjudicarán el mercado laboral», afirman fuentes de la organización empresarial. “Se mantiene, además, la vulneración de los principios de contributividad y equidad intergeneracional”, añaden esas mismas fuentes. Mientras el Gobierno aspiraba a sufrir las bases máximas del 30% de cotización a lo largo de 25 años -además de lo que suba el IPC-, mientras que las pensiones máximas experimentarían un 3% -más lo que suba el IPC-.

Por netabc