Gobierno y Generalitat sellan los pactos para transferir 914 millones a infraestructuras y el trazado de la B-40

Allá Generalidad ha cerrado un acuerdo con el Gobierno de España que permitirá que Catalunya reciba 914 millones para infraestructura.

Is a pacto al que ERC llegó con el PSOE a cambio de aprobar los pasados Presupuestos Generales del Estado. Este protocolo se firmará el mismo día que el de la Ronda Norte (B-40)que estaba previsto en un pacto al que llego para aprobar el Presupuestos de la Generalitat de Catalunya en 2023 gracias voto favorable del PPC.

Hace semanas que el protocolo de la Ronda Nord ya estaba terminado, un acuerdo que debia estar cerrado en primavera, pero no ha sido hasta la llegada de ester capella que nuevo consejero de territorio que se ha podido consensuar. su antepasado, julio fernandezera una historia adversario a esta infraestructura, que ya había rechazado como alcalde de Sabadell.

Por su parte, el Govern de la Generalitat había exigido también que se firmara el protocolo de los 914 millones. La firma de ambos protocolos tiene previsto que se haga antes de la campaña electoral.

Estos 914 millones se reparten desde la suite de manera: actuaciones en el Maresme (384 millones); N-260, que recorre los Pirineos desde Aragón hasta el Empordà, (260 millones); conexiones AP7-AP2 (250 millones) e intercambios ferroviarios de Rodalies-FGC (20 millones).

El B-40 se desmonta

En cuanto a la Ronda Nortela Generalitat ha conseguido que no se considere una a través de alta capacidad; que se reconoce que se trata de una vía que discurre entre Terrassa y Sabadellsin continuidad más allá, como establece el Plan especial de Movilidad del Vallès y que el Estado lo pague con presupuesto propio (y no con la disposición adicional tercera como quería el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana).

Planeada por primera vez en la década de los 60 con la intención de crear una segunda corona metropolitana viaria que conectase Vilafranca del Penedès y Mataró pasando por el Vallès Oriental y Occidental, hasta el día de hoy solo se ha podido avanzar en tramos pequeñosen muchos casos con oposición social.

Justamente, es en el tramo desencallado entre las dos cocapitales del Vallès Occidental en el reciente pacto entre Govern y Estado el que siempre ha sido semillero de conflictos, tanto a nivel político como territorial.

en el proyecto politico han sido continuos los desencuentros entre Govern y Estado tanto en el trazado de la vía como a la hora de financiarlo. Finalmente el proyecto que saldrá adelante es menos ambicioso que el que proponía en principio el Gobierno español, pero los socialistas consiguen que esos seis kilómetros que unen Terrassa y Sabadell puedan hacerse realidad.

Pesar en eso desde ERC ha mostrado históricamente contra de la amplificación de la infraestructura, recientemente han variado su posición política en el marco del contexto de las negociaciones de los ya aprobados presupuestos autonómicos, de modo qu’ultemente han dado luz verde para planificar la ampliación a través de un estudio técnico.

noticias relacionadas

Sin embargo, paradójicamente, las secciones locales republicanas se han manifestado bajo el paraguas de Campanya Contra el Quart Cinturó (CCCC) y han rechazado cualquier intento de continuar la infraestructura. Tras las semanas de negociaciones, el pasado 26 de eneroERC, PSC, Junts, C’s, PP y Vox votar por amplificación led ‘Cuarto Cinturón’. Por su parte, los alcaldes de sabadell (Marta Farrés, CFP) y Terrassa (Jordi Ballart, Tot per Terrassa)) apoyando también la ampliación de la infraestructura.

El tramo conflictivo tiene como objetivo continuar el camino C-58 y crear la denominada ‘Ronda Norte’. Esta última uniría la carretera de Castillo del Vallès (B-124), asegurando la continuidad de la carretera orbital vallesana. Los cambios del proyecto alegan que la conexión permitiría descongestionar la Gran Vía y, en consecuencia, reducir la niveles de contaminación. Por otro lado, los ecologistas denuncian que la infraestructura alterará la biosfera y ahí ambiente de los pueblos