Iberdrola y Trammo invertirán 750 millones en la primera planta industrial de amoniaco verde de Europa

Iberdrola construirá en el sur de Europa la primera planta de amoniaco verde que será viable gracias a los fondos europeos y supondrá una inversión de 750 millones de euros, ha informado la compañía, que no ha detallado aún el país de emplazamiento.

La operación se inscribe en el acuerdo marco suscrito por la energía con Trammo, la mayor comercializadora y distribuidora maritima mundial de amoniaco anhidro, que supone el mayor acuerdo marco de amoniaco verde de Europa hasta la fecha para la compraventa de hasta 100,000 toneladas anuales de amoniaco verde from 2026.

Iberdrola está desarrollando actualmente plantas de amoniaco y metanol verde en Europa, Estados Unidos, Australia y otros países y esta primera planta supone asegurar una estrategia de crecimiento global en hidrógeno verde y sus productos derivados.

La construcción de la primera planta de amoniaco verde generar 3.500 puestos de trabajo, ocupado en su mayoría por trabajadores locales. Asimismo, durante la fase de operación y mantenimiento del proyecto, habrá más de 50 empleados.

La planta de amoníaco verde irá ligada a la construcción de 500 megavatios (MW) de nuevas energías renovables, solo queda el amoníaco verde cumplirá con todos los requisitos exigidos por Europa.

Además, contribuir a la creación de oportunidades industriales y de innovación en un mercado en crecimiento, con un alto componente exportador, explicó Iberdrola.

La producción de amoniaco verde de la planta será adquirida y vendida por Trammo para descarbonizar diversas industrias pesos intensivos en energía en todo el continente, como los Países Bajos, Alemania o Francia.

Este proyecto tiene como objetivo poner en marcha el corredor europeo de hidrógeno verde. El sur de Europa tiene un gran potencial renovable que permite suministrar energía verde competitiva para decarbonizar la industria pesada, de alto consumo de energía de difícil reducción de sus socios europeos.

“Cuando se reúna con uno de los mayores desarrolladores de energías renovables del mundo y la mayor comercializadora marítima mundial de amoníaco anhidro, proyectos innovadores como este pueden ser viables rápidamente. Después de un año, operamos la planta de hidrógeno verde más grande de Europa, lo que nos da la experiencia y la comprensión de los procesos y la tecnología para escalar rapidamente a estos proyectos de mayor envergadura”, afirmó Millán García-Tola, director global de Hydrogen Verde de Iberdrola.

“Reducir las emisiones de la industria relacionadas con el amoníaco verde es un reto para los próximos años en el que Iberdrola quiere implicar proyectos reales para desarrollar una cadena de producción más tenible y lograr los objetivos de descarbonización. Ya estamos en conversaciones con Trammo para ver proyectos similares en otros mercados» ha agregado García-Tola.

El amoniaco verde se puede utilizar en la descarbonización de aplicaciones existentes, como el producción de fertilizantes o industrias químicas.

Además, hay un gran aumento en el mercado de nuevos usos de este producto, por ejemplo, como combustible marino o para la fabricación y el transporte viables de hidrógeno verde.

Este último uso resulta imprescindible para el ahorro de agua, ya que el hidrógeno verde permiso para reducir más del 40% el consumo de agua Empleado respecto a una planta de amoniaco gris.

Iberdrola, con 40 gigavatios (GW) de instalaciones de energías renovables en todo el mundo, tiene la ambición de duplicar su cartera actual hasta los 80 GW en 2030.

La compañía se convirtió en pionera en la producción de hidrógeno verde frente a plantas muy en funcionamiento en 2023 y en el mayor electrolizador de Europa (20 MW) en la planta de Puertollano en España.

Iberdrola está desarrollando más de 60 proyectos de hidrógeno en 8 países, incluyendo amoníaco verde y metanol verde en geografías como Iberia, Estados Unidos y Australia.

Como comercializador marítimo más grande del mundo con una posición de líder mundial en el comercio y distribución de amoníaco anhidro desde 1965, Trammo desempeña un papel activo en la transición para descarbonizar el sector industrial, ayudando a poner a disposición en el mercado volúmenes significativos de amoníaco verde en 2035.