La campaña de verano generará medio millón de puestos de trabajo, un 2,3% más, según Randstad | Economía

El comienzo de las vacaciones, el dinamismo del sector turístico y las terrazas llenas augura un buen verano para el empleo. La campaña estival, que comienza a mediados de junio, generará algo más de medio millón de contratos (507.090), un 2,3% más que en el mismo periodo del año anterior, cuando se rubricaron 495.694. La mayoría de esos nuevos empleos se ofrecen en el sector hotelero (el 37,4%) y en el logístico (28,9%). Les siguen el comercio (15,6%), los restaurantes (14,9%) y el ocio y entretenimiento (3,3%), según anticipa un estudio de la empresa de recursos humanos Randstad.

En la misma línea apunta Adecco, también dedicada a la selección personal. La empresa ha anunciado 3.800 plazas vacantes distribuidas en tres sectores: hostería, centros de atención telefónica y hostelería. Estas ramas laborales tienen, según la empresa, «grandes dificultades para cubrir todas las posiciones que surgen durante esta época del año». Los principales perfiles que requieren sus vendedores telefónicos, camareros, cocineros, cámaras de video, repartidores, dependientes y promotores de puntos de venta.

Si comparamos las previsiones de Randstad con los datos de la previsión de verano a la entrada en vigor de la reforma laboral —aprobada en diciembre de 2021— observamos que el número de nuevas vacantes es un 4% inferior. Según el informa, se firmarán 21.293 contratos menos este año que en 2021, pero esta dinámica, que también se demostró el año pasado, no es siempre negativo. Hay dos factores que vulven menos espectaculares las previsiones de contratación estival: el primero es que las empresas han anticipado las contrataciones por la dificultad que manifiestan para encontrar trabajadores, y el segundo tiene que ver con el efecto de los fijos discontinuos.

Históricamente, el verano ha incrementado la afiliación por parte de la temporalidad, con contratos que responde al incremento de la actividad en sectores relacionados con el turismo y con los servicios. Una vez descendía la carga de trabajo, se extinguía el contrato. La reforma laboral, con la figura de los fijos discontinuos, hace que los trabajadores sigan teniendo relación laboral con la empresa aunque estén en periodo de inactividad, por lo que su incorporación no cuenta como une nuevo puesto de trabajo.

Por otro lado, las dificultades que han manifestado los empresarios para encontrar mano de obra en ciertos sectores pueden haber hecho que algunas contrataciones se hayan llevado a cabo con cierta antelación, por lo que el «efecto verano» en el empleo se ha difuminado ligeramente. Al respecto, la consultora KPMG publicó un informe este mes de mayo en el que señaló que ocho de cada diez empresas tienen problemas para cubrir vacantes.

Randstad apunta que, para aquellos que no han sido precavidos, encontrarán profesionales con tan poco margen de tiempo pesado «que los receptores sean conscientes de qué es lo que demandan los profesionales» y señalan dos elementos clave para atraer talento: el salario y la posibilidad de conciliación. “Los trabajadores españoles valoran cada vez más aspectos relacionados con la calidad de vida, como el ambiente de trabajo, la seguridad laboral y el desarrollo profesional”, concluye.

andalucia encabeza la oferta de empleo

Andalucía (con 102.910 contratos), Cataluña (74.260) y Valencia (57.750) sus comunidades donde se incorporaron más trabajadores, al igual que sucedió en verano de 2022. Se espera que registre un mayor incremento con respecto a la temporada pasada Extremadura, Murcia y Castilla-La Mancha. Andrés Menéndez, director general de Staffing de Randstad (la división dedicada a la selección y contratación de personal), hace una valoración positiva de los datos: «Es una gran noticia para nuestro mercado laboral que, a pesar de la incertidumbre económica y las modificaciones realizadas por la reforma laboral, la campaña de verano continúa arrojando pronósticos tan positivos”.

Por otro lado, los archipiélagos experimentarán las mayores caídas en cuanto a contractación este verano, en concreto, un 19,1% menos en Baleares y un 16,6% en Canarias. Este comportamiento se debe, de nuevo, a la reforma laboral. “Ya que el turismo es muy activo en esas comunidades, en vez de firmar contratos nuevos colgantes la campaña, se hacen llamamientos a los trabajadores con contrato fijo discontinuo”, explica Valentín Bote, director de Randstad Research. Así, la tasa de contratos nuevos no sube, porque las personas qu’incorporan ya tenian una relación laboral con la empresa. Bote puntualiza que este descenso en los contratos «no supone pérdida del dinamismo del sector».

A falta de saber si se cumplen las previsiones, el mercado laboral se activó en mayo cinco meses de trayectoria ascendente. Según el Ministerio de Trabajo, en el quinto mes del año se incorporaron 200.000 nuevos afiliados y la cifra de ocupación ascendió hasta los 20,8 millones. Por su parte, el número de empleados tocó su nivel más bajo desde 2008, con 2,74 millones de parados.

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO