En 2023, el rugby francés solo debería tener la vista puesta en la Copa del Mundo, que tendrá lugar en Francia en el otoño. Sin embargo, otro plazo crucial para la Federación Francesa de Rugby (FFR) se abre el lunes 23 de enero. Durante tres días se organiza un referéndum dentro de los clubes aficionados para designar o designar a Patrick Buisson como presidente delegado de la «federación». El actual vicepresidente de la FFR fue elegido por Bernard Laporte, el presidente, tras la «retirada» de este último tras su condena en primera instancia por corrupción.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Rugby: a nueve meses del Mundial de Francia, el bochornoso caso «Bernard Laporte»

“¿Aprueba la propuesta del Sr. Bernard Laporte de nombrar al Sr. Patrick Buisson como Vicepresidente de la FFR? » Esta es la pregunta a la que los votantes están llamados a responder «a favor», «en contra» o «abstención», desde el mediodía del 23 de enero hasta el 26 de enero, a la misma hora. En total, se invita a votar a 1.941 clubes que representan a 306.000 licenciatarios.

Miembro de la oposición dentro de la FFR desde su derrota en la elección de la presidencia de la federación en octubre de 2020, el conjunto Ovale colectivo está preocupado por la obtención de la boleta por mayoría simple sin quórum y pide transparencia total. “Durante los tres días de referéndum, queremos saber quién vota y cuándo. Tendríamos acceso a la lista de clubes habilitados para votar », insiste Florian Grill, presidente de Oval juntos. Si Patrick Buisson afirmaba, el 18 de enero, en una entrevista con Mundoeso«Ya no vemos a Bernard Laporte» a la federación desde su retiro, a sus opositores les preocupaba que este último «Sigue yendo detrás de escena»llamando a los clubes para influir en su voto.

Lee la entrevista: Artículo reservado para nuestros suscriptores Federación Francesa de Rugby: «Vicepresidente, no es candidato», asegura Patrick Buisson, propuesto para sustituir a Bernard Laporte

sofocar el fuego

Si bien durante el Torneo de las Seis Naciones, que se llevará a cabo del 4 de febrero al 18 de marzo, los jugadores de rugby franceses estarán ansiosos por encender los estadios, para defender su trofeo ganado en 2022, del lado de la FFR el momento es sofocar el fuego. El pasado 13 de diciembre, Bernard Laporte fue condenado en primera instancia a dos años de prisión condicional y multa de 75.000 euros, junto con la prohibición de ejercer cualquier función relacionada con el rugby durante dos años, por corrupción pasiva, tráfico de influencias, ilegal toma de intereses, encubrimiento de uso indebido de activos corporativos y abuso de activos corporativos.

Bernard Laporte, que apeló contra esta sentencia, dejó sin embargo sus funciones dentro de World Rugby, la federación internacional del óvalo, de la que era vicepresidente. Y el líder de 58 años, en el cargo en la FFR desde 2016 y reelegido por un período de cuatro años en 2020, quiere seguir siendo el jefe del rugby francés, a pesar de las invitaciones a irse, veladas o no, realizadas por el Liga Unión Nacional de Rugby y el Ministerio de Deportes.

Te queda el 53,23% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Por netabc