La industria de los centros de datos aportará 11.000 millones de euros a la economía catalana en tres años

«Crecimiento sin precedentes», «oportunidad histórica» ​​y mucho dinero en juego. Allá industria de los centros de datos mira hacia catalunya y, a juzgar por las promesas que trae consigo, la comunidad espera con los brazos abiertos. Segun los calculos de la Asociación Española de Centros de Datos (EspañaDC), las empresas del sector invertirán unos 1.300 millones de euros en los próximos muy pocos en poner en el mercado infraestructuras de este estilo en el territorio, y arrastrará otros 2.200 millones de euros de inversión indirecta. En total, cuenta a su vez con 3.500 millones que impulsan a un sector que espera aportar, para entonces, 11.000 millones de euros a la economía catalana.

“En líneas generales, España es el país que cada vez más crece en el sector de los centros de datos en Europa«, ha contextualizado este viernes, en un encuentro de esta organización corporativa, su director ejecutivo, Manuel Giménez, quien ha apuntado a continuación que Catalunya va a ser la corona joya. El emplazamiento tiene un favor, ha dicho, su ubicaciónsus infraestructuras de comunicacion de primer nivel y su Competitividad en términos de costos. “Al modernismo, la gastronomía y la cultura hay que sumar la conectividadque es lo que va a diferenciar este sector», ha completado el mismo.

De ahí los 3.500 millones de euros de inversión que esperan que capte esta industria en Catalunya (prácticamente la mitad de los 7.000 millones que se estiman para España). De ahí, también, la previsión de que el sector multiplique por cinco su tamaño hasta 2026 y los 11.000 millones de euros de impacto positivo en el Bruto Interior Producto (BIP) de la comunidad, lo que ahora mismo implica que el 4% de la riqueza de Catalunya venga de esta industria.

«Los grandes actores, los grandes centros de datos ya están invirtiendo en la región», ha asegurado Gimenez, que también ha reconocido que esto «convierte a Catalunya en un point stratégico para las conexiones de fibra óptica de alta capacidady, en consecuencia, ubicada en la región como ‘hub’ 5G de referencia en Europa.

De hecho, otro de los datos que han puesto sobre la mesa es que se espera que la potencia de conexión instalada en Barcelona aumento en un 52% hasta 2026, diez puntos más que en Madrid y practicamente 30 mas que en los principales mercados europeos del sector: Fráncfort, Londres, Ámsterdam allá París.

Como último alarde de músculo, la propia reunión de este viernes: ha sido la primera vez que SpainDC se juntaba en Barcelona y el encuentro ha contado con la presencia de varios representantes de la Generalidad de Cataluña y ahí Ayuntamiento de Barcelona. Además, este desayuno se ha servido para anunciar, precisamente, que la asociación se celebrará este año su cita anual en esta ciudad, prueba añadida del potencial que ve en la región.

Consumo de energía

Pero el camino es de vuelta. En este caso, el director ejecutivo de la entidad ha aprovechado la ocasión para reivindicar el potencial de la industria a la que representa, también en términos energéticos y medioambientales. De acuerdo con su discurso, los centros de datos son motor no solo de la transformación digital, sino también de la transición ecológica.

noticias relacionadas

“Tenemos que ser conscientes de que la demanda de servicios digitales, tanto públicos como privados, requiere energía”, confirmó. Hay que tener en cuenta que esta infraestructura es especialmente intensiva en términos de consumo de energía. Sin embargo, según se ha defendido este viernes, España tiene un favor que al haber llegado algo más tarde a esta industria ya lo ha hecho bajo la óptica de la sostenibilidad. A esto añade Gimenez, como último alegato, que el consumo que se da en los centros de datos es mucho más eficiente que en los Cuartos de servidores que se llevaban antes y que utilizan aún hoy la mayoría de pymes españolas.

«Debemos ser conscientes de la oportunidad que representa esto revolución industrial que nos ha tocado en suerte, pero también la responsabilidad que conlleva», ha concluido.