Real Madrid – Atlético (18:30 horas)

Actualizado

Una vez olvidado el vodevil del inicio de temporada y con el perdn de su aficin, el francs vive uno de sus mayores momentos. “Peso como en 2016, estoy muy fino”, explícito.

Antoine Griezmann, en el entremiento del viernes 23.Rodrigo JiménezCEPE

La última vez que el Atlético de Madrid ganó en el Santiago Bernabu, en 2016, fue con gol de antoine griezmann (0-1). La última vez que el Atlético no perdió en el Bernabu en Liga, hace ya un lustro, también fue gracias a tanto de Griezmann (1-1). Pero el francs no es slo el sostn de las esperanzas rojiblancas en pretrito. En su visita de hoy, el equipo de Simeón se agarra a su talento, a su estado de forma ya su promesa: «Hay que romper la mala racha que tenemos aqu».

Tras el Mundial, el Atlético es otro. Basado principalmente en los resultados. Y eso que tuvo que olvidarse de varias piezas: joao flix, cunha allá felipe. Los rojiblancos han disputado 13 partidos y han ganado 10, aunque fue precisamente en el Bernabu donde se abandonó la única opción de título que le restaba ya, en los cuartos coperos, tras otra infausta prrroga ante el eterno rival. En cinco de los últimos siete encuentros, ha dejado su puerta a cero. In La Liga, slo el Barça fue capaz de derrotarle en este tramo, en el que, al menos, ha recuperado su puesto Champions, objetivo de mínimos, algo que «se subestima», segn reivindicaba en la previa el técnico argentino.

Pero el último comienzo de curso sigue siendo enorme. El segundo puesto que ocupa hoy el Real Madrid es de 10 puntos y el tercero de una Real Sociedad que no flaquea tampoco parece sencilla de remontar. De aquel Atlético, en el que Griezmann no poda disputar más de 45 minutos hasta que se solucionó su contrato con el Barça por el pago de 20 millones de euros, este en el que est el principio y fin de todo lo que ocurre en el campo, hay un abismo evidente. Aquel extrao vodevil iba a acabar marcando los restaurants de la 11 temporada de Simeone.

Encontrar su lugar

«Es determinante para nosotros, cuando está bien el equipo juega en otro nivel, tiene una circulación ofensiva para atacar que es de lo mayor. Nos permite tener más opciones», admitió el Cholo tras el triunfo ante el Athletic. Esa demora en el Metropolitano fue el culmen del momento Griezmann, de la dimensión que adquirió en un equipo en el que es principio y final. Adems de la confianza, el francs, que en unas semanas cumple 32 aos, parece haber encontrado al fin su lugar perfecto en el campo, aparentemente en punta junto a un frente, pero implicado en la creacin e incluso en la defensa: adems del gol , ese da acab recuperando nueve balones.

Con el pelo rosa y con chipá. «Estoy con el mismo peso que en 2016, muy fino», cuenta en una entrevista con la gacetaen la que recuerda su verano familiar en Ibiza como clave del momento actual: «A las 7 de la maana estaba entrenando».

Griezmann sonre, desafa rcords histricos del club con el que tiene contrato hasta 2026 y ya no hay rastro de rencor en las tribunas del Metropolitano hacia l. La afrenta de su salida al Barça ha quedado suficientemente saldada a base de esfuerzo, implicación y mucho fútbol. Esta temporada acumula siete asistencias y siete goles, aunque eso, el mordisco en la portera contraria, es lo que ms persigue: «Me falta el gol que necesita el equipo. Siempre digo que es como una lata, hay que abrirla y luego ya viene solo».

24 derbis a la espalda

Porque, después de su Brillante Mundial, parece todava más pleno: es el futbolista de Primera con más remates (30). Al Madrid le ha hecho ocho tantos en su carrera, siete de ellos en La Liga. Como rojiblanco, se ha enfrentado al eterno rival en 24 ocasiones y ha ganado más que perdido.

En la visita al Real Madrid, cuando el Atlético acumula seis años consecutivos sin conocer la victoria en ningún torneo -los dos últimos derbis ligueros en el Bernabu se cerraron con un 2-0- Pago de Memphis ¿Estás seguro? Rodrigo de Paul allá Kondogbia hijo baja segura. Simeone, que se vuelva a entregar a su lder, al tipo que ms goles ha marcado en su era, podra plantar un tridente de canteranos en el medio: koke, Sal allá barrios.

Cumple con los criterios de

El proyecto de confianza

cortar más

Por netabc