«Que se haga Justicia de una vez»

«Más allá de un Tribunal, está la Justicia. Esperemos no tener que volver a recorrer este camino doloroso y demoledorsería demasiado”, reflexionó Marta Montero, madre de Lucía Pérez, a horas del nuevo juicio que se llevará adelante por el crimen de su hija, ocurrido hace siete años.

El Tribunal de Casación Penal Provincial anuló en 2020 la absolución de los imputados por los delitos de abuso sexual y femicidio dictada en un primer debate oral: el próximo martes volverán al banquillo de los acusados.

El adolescente tenia 16 años cuando murio en la casa de uno de los imputados, en octubre de 2016, y el juicio por su muerte se deshizo en noviembre de 2018. Tras el debate, los jueces Esteban Viñas, Facundo Gómez Urso y Aldo Carnevale, del Tribunal Oral en lo Criminal 1 , condenaron a Matías Farías (28) ya Juan Pablo Offidani (47) por venta de estupefacientes (vendían drogas en la esquina de la secundaría en la que estudiaba Lucía), pero no los encontramos culpables de femicidio.

Había entonces un implicado tercer, Alejandro Maciel (64), quien falleció en plena pandemia, a multa de junio de 2020. Llegó a juicio imputado por encubrimiento agravado y fue absuelto tras el debate.

En marzo de 2020, en audiencia en la Sala 4 del Tribunal de Casación Penal, en La Plata, el fiscal Carlos Altuve y las abogadas de la familia Pérez, Verónica Heredia y Florencia Piermarini, pidieron que los imputados volvieran a ser juzgados. La razón es que tiene sus argumentos: la resolución que impugnaba la nulidad se acordó cinco meses después y la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires la ratificó en agosto de 2021.

El jugo será oral y público y no por jurado popular, como habían solicitado las defensas de Offidani, ejercida por César Sivo, y de Matías Farías. The Suprema Corte rechazó el pedido por «improcedente», ya que en una primera instancia no lo habían solicitado.

Así, el debate oral tendrá lugar durante 15 días hábiles desde la mañana del martes 7 de febrero y estará a cargo de los jueces Gustavo Fissore, Alexis Simaz y Roberto Falcone, del Tribunal Oral en lo Criminal 2. A los imputados, el nuevo juicio los encuentra en prision por la pena a ocho años que se les había impuesto por tenencia y venta de drogas.

La fecha del nuevo debate se confirma tras la audiencia preparatoria que se realizó en mayo en los juzgados de Mar del Plata. Asistieron el fiscal Leandro Arévalo junto a los abogadas que representan al particular damnificado y los que defienden a ambos acusados. En esta audiencia se acotó el número de testigos que serán citados a declarar; desde el Ministerio Público Fiscal plantó el reemplazo de uno de los peritos que había sido ofrecido.

Al disponer que se realice un nuevo juicio, los casación jueces se referirán a la caída de los Urso jueces, Viñas y Carnevale mediante le ue Offidaniy Farias fueron absueltos por los delitos de abuso sexual y femicidio.

Opinaron que «aparece como a despropósito que hayan cumplido indagaciones tales como las conductas de Lucía a la luz de talles preexistentes en su historia vital, sin síntomas en el episodio y sus distintas secuencias, amén de adentrarse en otras circunstancias de su vida íntima que poco aportaron a la elucidación del hecho enjuiciado».

Las observaciones a los integrantes del Tribunal Oral en lo Penal 1 que «a las eventuales víctimas de abuso sexual no se las debe catalogar como vulnerable o no vulnerable -como lo han escuchado erróneamente los sentenciantes- porque eso sería como tildarlas de abusables o no abusables. Son lisa y llanamente eventuales victimas de abuso sexual; nada más».

Concluiremos que el fallo, que condenó a Farias ya Offidani por venta de drogas (están alojados en el penal de Batán) contenía «daño intolerable», apagado “supuestos basados ​​en estereotipos de genero”.

Lucía conoció a los imputados un día antes de su muerte, el 8 de octubre de 2016, cuando ellos se acercaron a través de una amiga de la Escuela Media N° 3, sobre la avenida Juan B. Justo, donde estudiaba, para venderle una marihuana cigarro

A la mañana siguiente, tras cruzar mensajes de texto, ambos pasaron a buscar a la adolescente por su casa y fueron hacia el barrio Alfar, en el sur de la ciudad, donde vivían Farías, en Racedo al 4500.

Allí, ese sábado, «con la finalidad de abusar sexualmente de ella», de acuerdo a la hipótesis de la taxía, Farías «the suministró cantidades indeterminadas de cocaína, así como marihuana y mediando violencia contra la mujer y en un contexto de violencia de género», la violó.

Según surgieron los peritos, Lucía murió a causa de una asfixia tóxica, congestión y edema pulmonar que resultan en una falla cardíaca final. Unas horas después, in the truck and in the vendían drogas, Farías y Offidani llevaron a la joven a la Unidad Sanitaria de Playa Serena: allí la abandonaron, y se fueron. Ya no tenias signos vitales. Fue estéril el intento de los médicos que intentaron resucitarlo durante 40 minutos.

Seguramente ya se conozca el veredicto cuando, el 14 de marzo próximo, se lleve adelante en La Plata la audiencia para definir la prueba que se aseguró en el jurado contra los jueces Viñas y Gómez Urso, quienes presidieron el juicio en noviembre de 2018. Su jugo politico fue impulado -con apoyo de legisladores nacionales- por los padres de la menor.

Ambos jueces están suspendidos en sus funciones desde noviembre del 2021, por decisión unánime del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires. Los acusan de «negligencia, falta de cumplimiento de los deberes inherentes del cargo y parcialidad manifiesta».

De constatar conducta irregular por parte de los magistrados, ambos podrian ser destituidos. Aldo Carnevale, juez que acompañó a Viñas ya Gómez Urso en el TOC 1, al jubilarse antes de que conformara la acusación, requiere eludir el jurado.

«Son casi siete años dando vueltas de un lado para el otro: qué se haga Justicia por Lucía de una vez por todas», deseo ante Clarín la madre de la adolescente, cuya muerte dejó en shock al país, y tuvo una reacción inmediata: se adoró el Primer Paro Nacional de Mujeres, y su rostro se convirtió en emblema de la lucha contra la violencia de genero.

Mira también

Mira también