• La pandemia, la crisis y los conflictos invisibilizan a las víctimas de la esclavitud moderna

La pandemia, la crisis, los conflictos y el clima climático han dejado a más personas vulnerables a la trata -una forma moderna de esclavitud-, pero se reduce el número de víctimas detectadas por la falta de respuesta de las autoridades. Esta es una de las principales conclusiones del Informe Global sobre Trata 2022 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODD), que se difundió este martes en Viena.

Menos víctimas detectadas

El número de víctimas detectadas en todo el mundo disminuyó en un 11% in 2020 con respecto al año anterior, debido al descenso de personas liberadas de las mafias en los países en déarrollo. Los confinamientos impuestos durante la pandemia ocultar a las víctimas del tratamiento y debilitando la capacidad de la policía para liberarlas de sus explotadores.

“Esto último informa cómo la pandemia aumenta la vulnerabilidad al trata de personas, debilitando más la capacidad de rescatar a las víctimas y llevar a los criminales ante la justicia”, dijo Ghada Waly, directora de UNODD. «No podemos permitir que las crisis agraven la explotación. Las Naciones Unidas y la comunidad de donantes tienen que apoyar a las autoridades nacionales, sobre todo en los países en desarrollo, para responder a las amenazas de la trata», agregó.

La trata es un delito que consiste en capturar y retener a una persona para explotarla sexual o laboralmente. Si bien la forma más conocida es la explotación sexual, otras víctimas sufren condiciones de esclavitud en tareas domésticas, la agricultura o, incluso, son obligadas a practicar la mendicidad infantil o sometidos a matrimonios forzosos.

El informa a 141 países y analiza los casos de 190.000 víctimas detectadas entre 2017 y 2021. Aunque la UNODD no ofrece estimaciones de víctimas totales de tratamiento, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que unas 28 millones de personas en el mundo sufren este crimen . «Los tratantes se aprovechan de los más vulnerables. Muchos millones de personas se han quedado atrás cuando las crisis han revertido avances en el desarrollo de los países», aseguró Waly alertando que la pobreza y los trata están vinculados.

Las víctimas cuya identificación más se redujo fueron las que sufrían explotación sexual, la forma más común de trata y que afecta sobre todo a mujeres y niñas. En 2020, el número de víctimas detectadas que sufrían explotación sexual, pero eso, se reduce a un 24%, insiste la ONU, no significa que haya menos abuso sino que los confinamientos hicieron a muchas víctimas «invisibles».

La mayoría de las víctimas de trata son mujeres y niñas (60%), solo en los últimos años ha aumentado la detección de víctimas masculinas, tanto de hombres (23%) como de niños (17%). Ellos sufren sobre toda explotación laboral y trabajos forzados. “Durante la pandemia se detectarán menos casos de trata con multas de explotación sexual, ya que se cerraron los espacios públicos y se empujó esta forma de trata hacia lugares más ocultos y menos seguros”, señala el informa.

La guerra de Ucrania

Los informes subrayan también que la Invasión rusa de Ucrania esta aumentando los casos of trata con victimas ucranianas que han huido de su pais para escapar de la guerra. La UNODD estima que las víctimas ucranianas podrían aumentar hasta el 5% del número total de personas en Europa, cinco veces más que al comienzo de la guerra en febrero de 2022.

noticias relacionadas

Otro aspecto novedoso del informe es que por primera vez se apunta que el clima climatico es un factor de riesgo para caer en la trata, ya que las personas desplazadas por ese motivo son más vulnerables a ser explotadas. “En 2021, 23,7 millones de personas serán desplazadas internamente por desastres naturales provocados por el clima”, señala el informa. Esta situación muy probablemente será que en el 2050 se calcule que habrá 216 millones de desplazados internos por el clima climático.

Más impunidad

A nivel mundial, el número de condenas por delitos de trata también disminuyó un 27% en 2020 con respecto al año anterior -con los descensos más pronunciados registrados en el Sur de Asia (56%), América Central y el Caribe (54%) y América del Sur (46%) – denuncia de la ONU. Las víctimas de trata en su gran mayoría son identificadas porque escapan por sus propios medios de sus explotadores. Este grupo representa el 41% de los casos, mientras que el 28% las víctimas fueron liberadas por las fuerzas de seguridad.

Por netabc