Renault apuesta por Madrid para montar la sede de su negocio de motores de combustión | Economía

Madrid albergará la sede de Horse, la nueva empresa con la que Renault se centrará en el diseño y fabricación de motores de combustión junto al grupo chino Geely. La decisión ha sido comunicada el miércoles y supone una apuesta del grupo francés por España, su gundo polo industrial más relevante después de la Francia y en el qu’ha apostado para construir sus vehículos de combustión e híbridos. Competía sobre todo con Rumania, cuna de Dacia, la enseña más modesta del grupo y que retrasará más su ofensiva eléctrica.

La decisión del grupo encabezado por Luca de Meo no tenderá a tener repercusiones inmediatas de inversiones, pero puede ser una baza de futuro en las decisiones de una empresa que aspira a una facturación anual de 15.000 millones de euros y ha explotado 15 plantas productivas y cinco centros de investigación y desarrollo (I+D) en todo el mundo. El peso relativo industrial de España, donde Renault explota las actuales fábricas de cajas de cambio de Sevilla y de motores de Valladolid, se ha convertido en un argumento de peso para la compañía francesa. Ambas instalaciones se convierten en Horse activos.

La nueva compañía es una de las apuestas en la nueva era que ha iniciado Renault, con la división de la compañía a través de negociaciones estratégicas. Así como Ampere, que saldrá en poco tiempo a Bolsa, se centrará en los vehículos eléctricos, Horse es la apuesta de Renault para seguir en el motor de combustión, a través de tecnologías menos contaminantes y con la esperanza de que los combustibles sintéticos puedan prolongar su vida en Europa, donde la Comisión Europea ha decidido prohibir la venta de vehículos contaminantes, incluidos los híbridos, a partir de 2035.

Recientemente, ante la amenaza de bloco de Alemania e Italia, la Comisión Europea se ha amparo en permitir que las marcas de combustión siguieran comercializándose siempre y cuando utilizaran ese tipo de combustible, que emitiera menos dosis de contaminantes pero que, de momento, son excesivos y costosos. en relación con la gasolina o el diesel.

Buenas noticias para España

En cualquier caso, el futuro de los motores de combustión tiene todavía recorrido, puesto que sur comercialización solo tiene el veto de la Unión Europea. Non en vano, otro grupo importante como Geely ha decidido aliarse a Renault en este campo. Y Horse contará con otro asociado de excepción, Aramco, la mayor petrolera del mundo. Con su volumen de facturación, la compañía tiene todos los números para convertidor en uno de los grandes del sector auxiliar de la automoción. El pasado mes, en una entrevista con Josep Maria Recasens, vicepresidente de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Renault, defendía que la legada de la sede a España tendrá un efecto de arrastre sobre otras compañías del sector. Entonces el ejecutivo defendía la neutralidad tecnológica respecto a sus motores para garantizar el futuro de la automoción: «No se trata de una tecnología u otra, sino de conseguir que esta sea limpia en lo que se refiere a huella de carbono».

La decisión de Renault se resume con nuevos avisos que el sector de la automoción está ofreciendo en España, ya que en 2020 Nissan anunciará el fin de la fabricación de vehículos en España con el cierre de su planta de Barcelona, ​​al que han acompañado otros Cláusulas de centros de producción de la industria del automóvil. Grupo Volkswagen ha anunciado que juntará a 40 empresas con una inversión de 10.000 millones de euros para montar vehículos eléctricos y construir una gigafábrica en Sagunto. Y han trascendido recientemente unas negociaciones entre la Generalitat valenciana y el Gobierno español con Tesla para que el grupo estadounidense fabrique vehículos en España. Paralelamente, el Gobierno ultima el lanzamiento de su plan de ayudas de 837 millones de euros para captar la fabricación de celdas de baterías.

Renault también vivió su propia revolución interna después de que el italiano Luca de Meo a tomara las riendas de una compañía en pérdidas. Tanto Ampere como Horse son dos apuestas del grupo y una llamada a posibles aliados para que se sumen para compartir las inversiones necesarias y los posibles beneficios de futuro. Nissan, miembro de la histórica alianza con Renault, es una de las empresas que ha asegurado su inversión en la sal de la Bolsa que protagonizará Ampere, la filial de vehículos eléctricos.

Sigue toda la información de Economía allá Comerciantes fr Facebook allá Gorjeoo desnudo boletín semanal

Horario Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para escuchar su alcance.

RECÍBELO EN TU CORREO