Sánchez ataca al PP por la falta de una propuesta económica | 45 aniversario

“Ante las elecciones del próximo 23 de julio hay alguien que no habla claro. Alguien que ama pero dissimula. ¿Tiene un plan el Partido Popular para la economía española?”. Con estas palabras ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a celebrar un debate de índole económica de cara a los comicios generales. El jefe del Ejecutivo ha clausurado este lunes el primer día del 45 aniversario de CincoDías, evento celebrado estos días en el Teatro Real de Madrid. En su discurso, Sánchez ha instado al principal partido de la oposición a «responder ya» si está dispuesto a celebrar esos debates electorales y ha alertado de que los fondos europeos están en peligro si gana la derecha.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2-d), y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (c), durante el foro organizado por el diario económico CincoDías con motivo de su 45 aniversario este lunes en el Teatro Real de Madrid .Foto : EFE

En un largo discurso contra las propuestas y los debates que fomentó el PP en la campaña de las elecciones autonómicas y municipales del pasado 28 de mayo, Sánchez ha acusado a los populares de «jugar» con la economía española y de ocultismo su hoja de ruta en este asunto. “Sus planes económicos, si es que los tienen, no son un secreto que les pertenezca. Los españoles tienen derecho a conocerlos y contrastarlos. es la democracia Información y contraste, porque nos estamos jugando mucho”, ha añadido.

Por todo ello, y a unque a fecha de hoy «sigamos desconociendo el nombre de la persona y la letra del programa», es una necesidad imperiosa que estos detalles se hagan públicos. «La oposición se ha negado a debatir en materia económica. Pero ha llegado la hora de que los españoles sepan de primera mano lo que se juegan».

Lo que está sobre la mesa, a juicio del presidente, es la dicotomía entre el avance y el retroceso. Sobre todo porque en economía equivocarse tiene un doble castigo. «Lo que se tarda en darandar lo recorrido es un retraso de a menudo décadas».

Así, se puede seguir creciendo con paz y justicia social o poner en peligro todas las medidas adoptadas hasta la fecha. Esto último, según ha alertado Sánchez, tendrá «terribles consecuencias» para España también por la vía presupuestada. Todas las medidas y políticas puestas en marcha por el Gobierno en los últimos meses «han sido acordadas con la Comisión Europea y han incorporado las recomendaciones por país de Bruselas». Por ello, su eliminación supondría una merma social y política, pero también presupuesta, con consecuencias claras en forma de procedimientos sancionadores y paralización de los embalses que dan forma al Plan de Recuperación que canaliza los fondos europeos.

El jefe del Ejecutivo ha registrado que en Europa hay países «con gobiernos extremadamente escorados a la derecha» que ya otros están realizando esta situación, pagando además «un enorme peaje en términos de costo reputacional». «Yo no qué opinará el señor Feijóo, puedo imaginar lo que piensa el señor Abascal, pero, francamente, yo no quiero que España se parezca a esos países». El PP, ha dicho el presidente, quiere destruir un modelo de éxito en crecimiento económico y creación de empleo. «Al menos tendrá que explicar por qué quiere cargarlo y con quién».

Sánchez se mueve con tranquilidad y holgura en el terreno económico, un plan cuyos resultados Moncloa reivindica como propios y que quiere poner en el centro del debate las seis semanas que descansan para las elecciones del 23 de julio. Por tanto, si es posible, en cuanto el Gobierno haya probado la oportunidad de dejar constancia de que los pobres augurios que rodeaban hace meses a la economía española no han terminado de llegar, quedando probablemente diluidos pesa sobre la guerra de Ucrania y la crisis energética y de precios . “Pocos entre los aquí presentes habrían podido anticipar par una tan positiva de la economía española en estos últimos meses”, ha recalcado Sánchez antes de destacar los datos de empleo, con un récord de 20,8 millones cotizantes, y la respuesta a la pandemia y la Guerra de Ucrania. «Algunos, los de siempre, corrieron a decir lo de siempre, y es que no se podía proteger». Sin embargo, ha añadido Sánchez, España siempre se crece ante la adversidad y da la plusión de sí mismo.

Esa versión que Sánchez ha puesto en valor es la que ha permitido a el país, del que se decía a finales del año pasado que podría entrar en recesión técnica, mejorar sus previsiones de advance del PIB con cada proyección y seguir liderando el crecimiento dentro de la Unión Europea. A su vez, hay cierto consenso entre los principales organismos de que el déficit público podrá rodear el límite recomendado del 3% del PIB a partir de 2024. y el mercado laboral sigue mostrando signos de solidez.

El Gobierno, con el PSOE a la cabeza, fio prácticamente a la economía la campaña electoral que marcó los comicios autonómicos y municipales del pasado 28 de mayo. También hubo un Partido Popular que plantó la ciudad con las urnas como oportunidad para registrar la “derogación del sanchismo”. Pese a la debacle que supuso para la izquierda el 28M el Ejecutivo sigue queriendo poner la economía en el foco. «Seamos responsables, claros y democráticos e iniciemos ese tiempo de debate cuanto antes».