Santander, BBVA y Caixabank crean una plataforma conjunta contra el fraude financiero

La gran banca una fuerza para tratar de luchar contra el fraude financiero. Un problema que con la sofisticación de la delincuencia cada vez va a más. Banco Santander, BBVA y Caixabank se han unido para hacer frente a uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el sector bancario y por ello están trabajando en herramientas para «intercambiar información y datos relevantes que ayuden a prevenir el crimen financiero», han indicado las tres entidades.

«Bajo el nom de FrauDfense, se ha constituido la compañía qu’aglutinará iniciativas antifraud de las tres entidades y que ha sido presentada ante los diferentes supervisores y reguladores competentes», han ahondado. Una iniciativa que cuenta con el ‘OK’ del banco de españa.

En una primera fase, la alianza abordará la creación de una herramienta de intercambio de información que permitirá presentar ‘modus operandi’ fraudulentos y medidas de respuesta satisfactorias frente a ellos. “Mantener en todo momento la seguridad y confidencialidad de la información comparada”, han indicado los bancos. En suma, se trata de compartir conocimiento e información para tratar de adelantarse ante el ciberdelincuente.

Así las cosas, el proyecto la lucha contra diferentes prácticas fraudulentas, que pueden ser muy diversas y abarcadoras, como el fraude de admisión, en el que información de los clientes supplantándolos para la contratación de productos, y el fraude digital o de pagos con tarjeta. Precisamente, cada entidad cuenta con su propio departamento de lucha contra el fraude pero esto supone un paso más en este sentido.

«Esta ambiciosa colaboración, que comenzará en España, estará abierta a la incorporación de otras empresas y entidades, tanto financieras como de otros sectores, dedicada a poner en común información contra el fraude, con el fin de proporcionar una mayor protección a los clientes, a las entidades y a la sociedad en general», reconoce. No cierran puertas a ninguna entidad.

Con todo, esto se trata de una de las iniciativas que ha puesto en marcha la banca en este sentido y fuentes financieras como señalan que el proyecto aún está en una fase inicial.