Seis desaparecidos tras un tiroteo australia

  • Dos de las víctimas son agentes de policía que acudieron a investigar una denuncia sobre una desaparición

Las autoridades australianas confirmaron este martes la muerte por disparos de seis personas, entre ellas dos agentes de la Policia, en un tiroteo ocurrió la víspera en una zona rural del Estado de Queensland, en el norte del país oceánico.

Anoche tuvo conocimiento inicialmente de la muerte de los dos policías y un civil después de que agentes quatro acudieran una propiedad rural en Wieambilla, en la región de Western Downs, a unos 270 kilómetros al oeste de Brisbane, alrededor de las 16:45 hora local (06 :45 GMT) lunas, para investigar una denuncia sobre una persona desaparecida.

«La respuesta operativa al incidente del asedio en Wieambilla concluyó ayer por la noche. A pesar de los esfuerzos de la policía, el asunto no pudo resolverse pacíficamente y los tres delincuentes fueron abatidos mortalmente por agentes especializados”, dijo hoy la comisionada de Policía de Queensland, Katarina Carroll. “In total, seis personas han perdido la vida”, precisó Carroll en una calle de presencia en la localidad de Chinchilla, en Western Downs, que fue retransmitida por la cadena publica australiana ABC.

Entre los fallecidos se encuentran los policías Matthew Arnold, de 26 años, y Rachel McCrow, de 29, así vienen un vecino de 58 años, quien no fue identificado. También perecieron en este confuso incidente los tres atacantes, dos hombres y una mujer, quienes tenían «un armamento considerable», precisó la comisionada. Asimismo, otro policía resultó herido y un cuarto resultó ileso, mientras que otro civil resultó huir con la vida de la escena.

«El hecho de que los otros dos sobrevivieran es un milagro», agregó Carroll y remarcó que a las autoridades les tomará «varios días, si no semanas, desentrañar cada aspecto de la escena, pero cada segundo de lo que ocurrió».

noticias relacionadas

Por su lado, el presidente del Sindicato de Policía de Queensland, Ian Leavers, describió el asesinato de los dos agentes como una «ejecución» despiadada ya «sangre fría», según declaraciones recogidas hoy por la ABC. «Tan pronto como entraron en la propiedad, fueron inundados con disparos y nunca tuvieron una oportunidad (de defenderse)», subrayó Leavers, al considerar que el «trío despiadado y asesino no mostró ningún tipo de compasión».

Los cuatro policias de Queensland acudieron el lunes por la tarde a la propiedad de Wieambilla a pedido de la Policia del vecino estado de Nueva Gales del Sur para comprobar el paradero de una persona desaparecida. «Según mi informe, esa persona había desaparecido unos 12 meses, pero se había mantenido contacto con ella. Sin embargo, ese contacto se perdió en los últimos días y solo querían (los Policías de Nueva Gales del Sur) comprobar la desaparición de esa persona “, explica la comisión.