Me llega una notificación al móvil. Tengo dos minutos para hacer una foto de lo que tengo delante mientras me hago un selfie que no puedo ver. “¡Qué horror! «¡Yo esto no lo subo!», Espero mientras veo el resultado. Un intento, dos, tres… cinco… al sexto doy el visto bueno. No me gusto, se me ven mucho las ojeras, la cara gorda y algun grano. Lo mejor: solo tengo dos seguidores. El colega que esta conmigo en ese momento y otra persona. aun así me da vergüenza la foto que acabo de someter. Es mi primera vez en BeRealla nueva red social de moda que abogado por la naturalidad y trata de desbancar al instagram de los filtros y las caras y cuerpos perfectos. Aunque no es la primera vez que no quiero someterse a algo por verme natural. Salsa de soja. Real. Cada vez que decido compartir una foto en redes sociales hago un estudio pormenorizado de poses, maquillajes, filtros, ropa… ¡ni que fuera yo modelo!

Así es BeReal

Esta plataforma inglesa operado en 2020. Mientras TikTok se ha popularizado a ritmos de vértigo durante la pandemia y se ha convertido en la aplicación más lanzada en el primer año COVID, BeReal no era conocida. sin embargo, en verano de 2022 se acumulan más de 53 millones de descargas.

La clave de su éxito está en la sorpresa. Es imposible preparar para publicar contenido porque nunca se sabe cuando ir a llegar el aviso para ‘ser real’. La aplicación enviará una notificación a todos los usuarios en un momento específico del día y solo de los minutos para que se tengan en cuenta las fotos del momento, sin margen para producir la fuente.

Vamos ha refrescado la memoria. En 1997 nace la primera red social de la historia: SixDegree. En ella se podía crear un perfil, tener un listado de amigos y compartir mensajes con ellos. Desde entonces el nacimiento de redes de todo tipo es imparable. Fotolog, Messenger, MySpace, Flickr… en 2006 leg Gorjeo y poco después, en 2010, aparece Instagram (TikTok y luz en 2016). Lo que nació para los lovers de la fotografía, para compartir esas imágenes inolvidables del momento, se ha convertido en un reducto de cuerpos de escandalo y caras irreales. En una pasarela Cibeles de andar por casa y, en muchos casos, en una mentira muy gorda.

Segundo Marta Martínez Novoa, psicóloga y autora del libro ‘Que sea amor del bueno’, «estars expuesto continuamente a fotos con filtros o retocadas distorsiona la imagen corporal mental que tenemos de los demas y de nosotros mismos«. A lo que añade que «no existe una patología como tal para este problema, también es algo muy nuevo, pero sí que puede constituir un factor de riesgo para patologías que ya existen: trastornos de la conducta alimentaria, ansiedad, depresión…» .

Influencers de Propio Love

Aunque, poco a poco, la tendencia está cambiando. His muchas las usuarias de Instagram que han decidido dar un golpe sobre la mesa y mostrar la realidad. Algunas de ellas, Beatriz Fernández (@beatrizfernandezgar) o, a nivel internacional, Danae Mercer (@danaemercer). Ambos son modelos profesionales y las dos, desde el altavoz que les da Instagram, muestran la realidad de unos cerpos de verdad. Precioso, pero de verdad.

Le model española cuenta en sus redes su experiencia en el mundo de la moda, como bajó a los infiernos de los trastornos alimenticios por aceptar los cánones que le pedían en el mundillo. «La presión social que hay y todos estos retoques de las aplicaciones está llegando a unos niveles de distorsiónar la realidad. Pero luego, al mismo tiempo, hay un bombardeo de ‘Ama y acepta tu cuerpo’ que, si no se entiende bien, tan sólo nos hace la picha un lío», sentencia con claridad en una de sus publicaciones.

Es la revolución de la gente de a pie haciendo, en ocasiones, de psicólogos del usuario de redes sociales. Sobrio todo entre los jóvenes. Tras la pandemia y con el bombardeo de publicaciones retocadas en Internet, según datos de la Asociación Contra la Anorexia y la Bulimia (ACAB), en España, los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) tienen una prevalencia de alrededor del 4.1 y el 4.5 % entre los 12 y los 21 años y son precisamente estos los principales usuarios de redes.

ACAB señala además que el mayor perfil de riesgo para desarrollar un TCA en nuestro país son las mujeres, adolescentes y que practican deporte con altas exigencias. Estos trastornos son más frecuentes entre la población femenina. En concreto, la proporción de hombres es de uno por cada nueve mujeres. La adolescencia es la etapa de mayor riesgo.

El hueso trastornos alimentarios son la tercera enfermedad cronica mas frecuente en adolescentes, según la Sociedad Española de Médicos de Familia y Generales (SEMG). Aunque los trastornos de la conducta alimentaria afectan a ambos sexos, son dos veces y media más habituels en mujeres, siendo su prevalencia en España de 4,1% a 6,4% en mujeres entre 12 y 21 años, y de 0,3 % para los hombres.

Que los usuarios solo vean gente perfecta en redes hace que se construya de forma implica un ideal mental de belleza que es totalmente inalcanzable, básicamente porque no es real. Esto nos puede llevar a conductas de riesgo para tratar de conseguirla, a obsesionarnos con partes de nuestra cara o cuerpo, e inevitablemente una autoestima baja y frágil que se retroalimenta según va distorsionándose cada vez más nuestra imagen corporal”, explica Martínez Novoa.Afecta en todas las edades, pero a los adolescentes y jóvenes más aún: porque son la población que más presente está en redes sociales y, al mismo tiempo, son edades en las que nuestra autoestima y personalidad está en plena construcción, sufrimos más cambios físicos que en otros momentos vitales, etc. y esto genera muchas más inseguridades”, añade.

Según la psicóloga, «por mucho que cada vez ablemos más de aceptación, body positive, body neutrality, amor propio… también está la otra cara de la moneda, que es lo que hacemos y no lo que decimos. No vale de mucho que digamos que hay que aceptarse a uno mismo a través de una historia con mil filtrosporque estamos dando un mensaje totalmente incoherente y los seres humanos solemos quedarnos más con los actos que con las palabras”.

Pero, ¿cómo se pone solución a esta tendencia? Martínez Novoa lo tiene claro: «Debemos hacer un uso más honesto de las redes y saber qué clase de contenido queremos consumir en ellas. Creo que son puntos claves para commenzar a reajustar las expectativas tan irreales que construimos a través de lo que vemos, desde los filtros hasta lo que decimos en las mismas, lo veo como un todo”.

Belleza falsa, el origen

noticias relacionadas

Aunque la aparición de BeReal no es el origen de este proceso de acabar con los filtros. En redes se pueden encontrar cuentas de todo tipo y, entre ellas, destaca @bellezafalsa. En el perfil se cuelgan las fotos reales de famosas en contraposición con las que cuelgan en sus cuentas o salen publicadas en las revistas.

Desde @bellezafalsa eluden esperar a este periódico. La persona o personas que llevan la cuenta acceden a contestar a unas preguntas, pero después nunca llegan las respuestas. El trabajo de empoderamiento sobre la mujer de a pie se nubla bastante entre el anonimato de quien gestiona las publicaciones, la imposibilidad de comentar las mismas y la negativa a dar información a los medios. Aunque el poso queda ahí: las influencers, actrices y modelos son reales y la comparación con las mismas entra en una ficción que no merece la pena.

Por netabc