«No se puede sacar la imagen de la cabeza», dijo su madre. El hombre escapó y está prófugo.

Una nena de 13 años que estaba reunida con dos amigas en la esquina de su casa, en la ciudad de Bahía Blanca, sufrió episodio uno violento del que afortunadamente modificó sucio inmune. Is a man abordar, bajó los pantalones e intentó abusar de ella.

Sin embargo, el adolescente se defendió rápidamente de un cuchillo, que tenía a mano porque estaba comiendo un budín. «Si me tocás, te apuñalo», lo amenazó. El agresor escapó y la Policía intentó dar con su paradero.

El preocupante hecho tomó trascendencia este domingo, pero ocurrió el miércoles en las intersecciones de las calles 25 de Mayo y Teniente Farías, en el barrio San Martín de aquella ciudad bonaerense.

«Mi hija estaba en la esquina tomando tereré con las amigas como hacen todos los chicos del barrio, cuando ven a un parado hombre con una motopero no le sobraron importancia”, narró Verónica, la madre de la menor, sobre los momentos previos al ataque.

Según relató la mujer al sitio Brújula 24, el hombre esperaba que la nena quedara sola para abordarla. “Las otras dos amigas (de 14 y 11 años) fueron a comprar masitas. Cuando mi nena se queda sola esta persona se cruza, se baja los pantalones, le toca los hombros y le dice ‘quedate tranquila que no te voy a hacer nada’”, detalló.

Fue ese el momento en que su hija tuvo un arresto de valentía para repeler con un cuchillo el intento del atacante, que según dedujo tras vers las cámaras de seguridad de la zonaa tener entre 40 y 50 años, y una contextura robusta. “Mi nena agarró la mochila, el cuchillo y se fue corriendo a buscar a las amigas. Cuando se dio vuelta, la persona no estaba más”, dijo.

“En las cámaras se vio que la estuvo acechando más o menos 20 minutos y hasta pude ver hacia dónde salió”, agregó la madre de la nena.

«No se puede sacar esa imagen de la cabeza»

Verónica destacó además que la situación ya sabía hija. «No se puede sacar esa imagen de la cabeza, pero lo va sobrellevando como puede«, comentó.

“Seguramente la llevaremos a un psicólogo para que haga el tratamiento que corresponda”, Adelantó.

Más allá de esto, la mujer elogió la respuesta de su hija ante el inesperado ataque. “Nunca creí que iba a reaccionar así, fue muy valiente”, indica. «Si agarra a una nena indefensa podemos estar hablando de otra cosa», agregó.

Al mismo tiempo, se agregó que el agresor se movilizaba «en una moto 110 gris y negra, con casco rojo, andaba con ropa de trabajo y es de contextura robusta».

«Actuó siempre con el casco puesto, caminaba y esperaba el momento que alguna de las chicas quede sola», relató.

Y completando: «Cuando hice la denuncia met me con a señora a la que le había pasado lo mismo a las 9 de la mañana, la única diferencia que había era el color de la moto. Mucha casualidad porque es el mismo sector”.

ES

Mira también

Por netabc