Estados Unidos busca comprador para el First Republic Bank en 24 horas

La situación de algunos bancos de Estados Unidos se ha visto comprometida semanas después de que Silicon Valley Bank y Signature Bank tengan el pasado mes de marzo. Según informó ABC, el First Republic Bank (FRB) tuvo que ser rescatado por varios de los bancos más potentes del país, que inyectaron 30.000 millones de dólares, con el fin de que el pánico se propague por el resto del sistema financiero.

De este modo, crece la preocupación por el escenario de los bancos de tamaño medio, como es la Primera República. Ahora, para intentar estabilizar la situación financiera estadounidense, la Corporación Federal de Seguro de Depósitosconocido como FDIC por sus siglas en inglés, demandado contra un potencial acuerdo para asumir los depósitos del First Republic Bank y evitar que el gobierno federal tenga que hacerse cargo de ello.

Entre las entidades financieras que podrían hacerse con el FRB se encuentran principalmente JPMorgan Chase, Servicios Financieros de PNC y Bank of America, según ha publicado The New ork Times. El medio norteamericano también ha indicado que el acuerdo podría producir a lo largo del día de hoy, pues se work a contrareloj para conseguir un comprador antes de la apertura bursátil del lunes. Se estima que, quien se haga cargo de la Primera República, tendrá que asumir la garantía de depósitos superiores a los $250,000.

Esta actual circunstancia viene derivada de una semana en la que el Banco Primera República sufrirá un retiro masivo de depósitos que hizo que cayese tenga el 75% del valor de sus acciones. Además, desde principios de marzo, el FRB habría perdido más del 90% de su capitalización bursátil y un 41% de pérdidas también en sus depósitos entre finales del año pasado y los últimos días de marzo. Como medida inicial, este banco plantó a principios de semana un plan de horro en el que se anunciaba el recorte de entre el 20% y el 25% de su plantillaademás de menos espacio de oficinas, recortes en la compensación de ejecutivos o una rebaja en proyectos no esenciales.